En el País de la Nube Blanca. Review.

En el País de la Nube Blanca fue el primer libro que leí de Sarah Lark y desde entonces he sido un fan de ella; a tal grado que hace poco casi compro un libro de otra autora sólo porque tenía una portada parecida al de las novelas de Lark. (Maldita mercadotecnia). Ha sido un libro que me cautivó, y me enamoré completamente de los personajes. Si aún no lo haz leído, o sigues preguntándote si vale la pena, tal vez este breve review te ayude a tomar una decisión.

Portada de Ediciones B. En el país de la nube blanca.
En el país de la Nube Blanca. España 2011, Ediciones B

Título: En el país de la Nube blanca
Título original: Im Land der Weissen Wolke
Año: 2007
Autor: Sarah Lark
Información del autor en 10 palabras: Trabajó como guía turística y está fascinada por Nueva Zelanda
Otros títulos del autor: Im Schatten des KauribaumsDas Gold der MaoriDer Ruf des KiwisDas Lied der Maori.
Tipo de narración: Novela
Marco histórico: Colonialismo Inglés, siglo XIX
Locación: Inglaterra/ Nueva Zelanda
Versión cinematográfica: Ninguna
Última palabra: nacido
Personaje principal: Helen/Gwyneira
Razón del título: El nombre Aotearoa de la Isla Norte de Nueva Zelanda, en maori significa: Tierra de la gran nube blanca
Palabra al azahar: wahine
Sinopsis en 10 palabras: Historia de supervivencia de dos mujeres en una tierra recóndita.
Primeros capítulos del libro.   |    Fuente: Ediciones B.     |     Sitio de Facebook

Lo que me gustó del libro:
Me hace imaginarme los paisajes de Nueva Zelanda en una época pasada, y de cierta manera ser testigo de ese encuentro cultural entre los maoríes y los ingleses.

Lo que no me gustó del libro:
La parte dramática de la historia, y que transcurran 25 años desde el inicio al desenlace. Me hace sentir que envejecí con los personajes.

Fragmento:
– Bueno, si es así…- Y fingió como si quisiera ayudar a Daphne a recoger de nuevo su cabello-. Una gatita roja. Mi esposa estará encantada. Y seguro que serás una buena criada para ella-. Su voz era suave como la seda, pero Helen tuvo la sensación de que sólo con ese sonido se ensuciaba. A las otras mujeres pareció producirles el mismo efecto. Sólo la señora Baldwin permanecía insensible a los sentimientos, de cualquier tipo que fueran. Frunció el ceño con desaprobación y pareció reflexionar seriamente acerca de si podía permitir el intercambio de las niñas. A continuación, sin embargo, tendió a los Candler el documento que había preparado para Dorothy.
Daphne sólo arrojó una breve mirada antes de seguir al hombre.
-Y bien, Miss Helen- preguntó la niña-. Me he comportado como una dama?
Helen la abrazó sin decir palabra.
-¡Te quiero y rezaré por tí! – susurró cuando la dejó partir.
Daphne rio.
-Le agradezo el cariño. Puede prescindir de la oración – dijo con amargura-. Esperemos primero a ver qué carta se saca su Dios de la manga para usted.


Mis Comentarios

Desde que En el País de la Nube Blanca se publicó en español, noté que ganó mucha popularidad entre el público femenino; parte de esto creo que se debe a que ha sabido retratar la situación de la mujer a mediados del siglo XIX, la época del pleno colonialismo inglés.

Si esas mujeres que vivieron hace más de 100 años pudieran estar presentes, dirían que la tenemos demasiado fácil. Si yo, ya a mis 30 no veo tomando votos  matrimoniales con alguien a quien quiero, mucho menos imagino  haciéndolo con alguien a quien no conozco, mudándome a un país que se encuentra casi en el fin del mundo como Helen y Gwyneira hicieron, sin embargo, para ellas y para muchas (sino es que todas) las mujeres que en efecto vivieron en esa época, esa era su única opción.

Gracias a la lucha de nuestras antecesoras ya es posible aspirar a más; y el casarte para volverte un medio de traer más seres humanos a este mundo ya no es lo único que se espera de tí. Lo cual resulta en un alivio tomando en cuenta que la cantidad de hombres, no alcanza para abastecer a la población femenina.

Hablando ya en serio, encuentro bastante interesante cómo la autora presenta las adversidades que afrontan los diferentes personajes femeninos ante la lucha por su supervivencia.

Definitivamente es un libro que recomiendo para aquellas mujeres que no les gusta llevarse mierda a la cabeza leyendo cosas como crepúsculo o las sombras de Grey, pues les dejará la satisfacción de aprender algo de historia y de cultura general.