¿Libros inalámbricos o de níquel?

Kindle

Mientras estaba leyendo en mi nuevo Kindle, no pude evitar volver a sentirme maravillada por el pedazo de tecnología que sostenía en mis manos. Reflexioné acerca de todo lo que habíamos tenido que pasar hasta llegar a este invento y me pregunté qué es lo que dirían las personas del pasado si les dijéramos que los libros dejarían de ocupar papel.

Y fue así cuando recordé que 2 inventores muy famosos del siglo pasado, en algún momento se preguntaron (o les preguntaron) cómo creían que serían los libros de hoy.

Estoy hablando de Thomas Alva Edison y de Nicola Tesla. Durante los últimos años, las revistas de tecnología han estado desempolvando los archivos que contenían esas predicciones para ver qué tanto de ellas se han cumplido. Aunque actualmente este tipo de artículos se centran más en las predicciones de Tesla por lo acertadas que son, en ocasiones mencionan las de Edison, especialmente la de los libros, por su ridiculez.

El día de hoy vuelvo a compartirlas porque me parecen un dato curioso e interesante.

Edison decía:

“Los libros del siguiente siglo estarán impresos en hojas de níquel, tan ligero para sostenerse, que el lector podrá disfrutar de una pequeña biblioteca en un simple volumen. Un libro del ancho de dos pulgadas (5.08cm) contendrá 40 mil páginas, el equivalente a cientos de volúmenes. Con 6 pulgadas (15.24cm) más será suficiente para todos los contenidos de la Enciclopedia Británica. Cada volumen pesará menos de una libra y cada libro costará $1.25 USD.”

Miami Metropolis, 1911. Predicciones de Edison para el 2011.

Como pueden ver, Thomas Alva Edison pensaba que en 100 años, la humanidad sería capaz de manipular la gravedad y densidad de la materia, además de poder cambiar sus propiedades. Edison no sólo esperaba que los metales del futuro fueran a ser más ligeros que una pluma, sino que, como por arte de magia (o de la alquimia), también fueran a ser renovables e infinitos.

Screenshot de Mecánica Popular hablando de los libros de níquel de Edison
La predicción de Edison, tal y como apareció en Popular Mechanics
Otro screenshot de mecánica popular hablando acerca de los libros de níquel de Edison
Otro extracto de mecánica popular. Según, la ventaja de los libros de níquel es que serían más duraderos que los de papel.

Según sus predicciones, las civilizaciones del futuro construirían todo con metal y los libros no serían la excepción. Y a pesar de que la mayor parte de la predicción suena descabellada, al menos atinó al decir que un sólo libro iba a ser capaz de contener varios volúmenes, digo, fue un acierto aunque por razones equivocadas.

Del resto, no me imagino cómo terminarían nuestras manos al manipular libros con hojas de níquel, si muchas veces con el puro papel te cortas. Pero bueno, de muy buenas fuentes sabemos que el talento de Edison no era ser práctico ni ser visionario, sino más bien ser hombre de negocios, y como vendía níquel, ya se estaba preparando para sacarle provecho al futuro que ideó.

Por otro lado tenemos a Tesla, quien en su tiempo no gozaba de la popularidad de Edison a pesar de la superioridad de sus inventos.

Tesla decía:

“Cuando la tecnología inalámbrica se aplique perfectamente, toda la tierra se convertirá en un enorme cerebro… Podremos comunicarnos instantáneamente unos con otros sin importar la distancia. No sólo esto, sino que por medio de la televisión y la telefonía nos veremos y oiremos tan perfectamente como si estuviéramos cara a cara, a pesar de que estemos a miles de millas de distancia; Y los instrumentos a través de los cuales podremos hacer esto serán asombrosamente simples comparados con nuestro teléfono actual. Un hombre podrá llevar uno en el bolsillo del chaleco.

Retrato de Tesla
Tesla era un inventor demasiado adelantado para su época.
Esta es la predicción que muy probablemente van a encontrar en la mayoría de los artículos que mencionan las predicciones de Tesla, asombra mucho a la gente por la exactitud en la que describe cómo serían las tecnologías inalámbricas de comunicación, como nuestros smartphones actuales.

Aunque Tesla no mencionó nada en particular acerca de los libros, en una de sus predicciones habló acerca de los periódicos:

“…Es más que probable que el diario de la casa se imprima “*inalámbricamente*” en el hogar durante la noche…

Si bien Tesla no mencionó que los libros, o en este caso periódicos, fueran a ser reemplazados por otro material, sí preveía que fuéramos capaces de recibir nueva información de manera inalámbrica en nuestras casas.