Mejorando las métricas Google Page Speed Insights de mi blog

Resultados actuales. Score Móvil: 75/100, Desktop: 91/100.
Resultados actuales del análisis de GPSI después de las optimizaciones que he hecho.

Si se dedican a hacer sitios web y se preocupan por su desempeño, seguramente utilizan a menudo herramientas como Google Page Speed Insights. Google Page Speed Insights es parte de una serie de herramientas de desarrollo creadas por Google e introducida en el 2010, durante sus conferencias anuales para desarrolladores.

El fin de esta herramienta, junto con el de muchas otras similares, es la de analizar el desempeño de una página web y después de asignarle una calificación, arrojar una serie de recomendaciones para mejorar su velocidad y desempeño.

Aunque Google Page Speed Insights (el cual llamaré GPSI para que sea más fácil) no es la única herramienta que hace esto, es una de las más populares; uno de los motivos es porque se rumora que influye “de una forma u otra” en los rankings en Google, así que, para muchos, es importante quedar bien con ella.

Cuando estoy trabajando en sitios web para mis clientes, GPSI es la primer opción que utilizo para obtener una evaluación rápida de desempeño, y sin embargo, hasta el momento no me había puesto a evaluar mi blog.

Situación completamente contradictoria, porque siempre estoy pregonando las buenas prácticas y la importancia de sitios web bien optimizados. Así que decidí terminar con esta incongruencia y me puse a evaluar cómo es que estaba desempeñándose mi blog según Google Page Speed Insights.

Y como pueden ver en los resultados del primer análisis, el blog salió reprobrado en ambas instancias (móvil y desktop), haciéndome sentir nada orgullosa por ello. Siempre tuve la idea de que el blog no iba a sacar la más alta calificación porque WordPress, como plataforma no es la más rápida, además de que la forma en la que operan sus scripts y Plug-Ins “alentan” todavía más las cosas.

Sin embargo, tampoco esperaba que saliera tan mal calificado. Y como no puedo andar por la vida con un blog reprobado y diciendo que me importan el desempeño web, experiencia de usuario, el optimizar recursos, decidí inmediatamente a corregir el asunto de una vez por todas.

Así que estos últimos días he estado leyendo acerca de cómo optimizar páginas hechas en WordPress, probando y experimentando con diferentes Plug-Ins y tratar de trabajar lo más que pueda las las sugerencias de GPSI. He de decir, que contrario a lo que creía, arreglar mi blog no me tomó mucho esfuerzo y pude subirlo de “rojo” a verde (al menos en desktop, en móvil se quedó en amarillo, pero muy cercano al 80). A continuación comparto mis conclusiones de esta experiencia:

No obsesionarse con las métricas

Creo que algo muy simple pero muy importante es el no obsesionarse con las métricas del Google Page Speed Insights ni de ningún otra herramienta similar (tales como GTMetrix o Pingdom). De hecho, casi todos los autores de este tipo de artículos concuerdan que por sanidad mental, evites perseguir una calificación perfecta (que muy probablemente no podrás obtener nunca) y que con seguir las recomendaciones que puedas, es más que suficiente.

Y es fácil entender por qué. Todas estas herramientas son sólo guías de referencia que proveen recomendaciones para optimizar un sitio y lograr así páginas web más rápidas; sin embargo, muchos se obsesionan por lograr un 100/100 (o por lo menos más del 95); y el asunto empeora cuando quienes se obsesionan por estas métricas resultan ser nuestros clientes (o jefes) y nos presionan por obtener una calificación perfecta.

Ya sea que trabajemos con un jefe o cliente obsesionado, es importante tratar de explicarles que lo importante no es conseguir el 100/100, porque además de que eso no va a ser posible en la mayoría de las ocasiones, los algoritmos de estas herramientas se la pasan cambiando: Puede ser que un día te evalúen bien y al siguiente decidan actualizar prioridades sin avisarle a nadie y penalizarte por cosas que no habías considerado un problema, ocasionándote una baja calificación. Por otro lado, GPSI ha llegado a hacer peticiones que, dependiendo de cómo hayas hecho el sitio, pueden resultar peor, ya sea para su desempeño o mantenimiento.

A lo que voy es, que darle más importancia a las métricas de estas herramientas nos puede hacer perder el objetivo de por qué estamos haciendo lo que estamos haciendo.

Analizar inteligentemente las sugerencias:

Una vez habiendo aceptado y decidido no dejarnos llevar por métricas superficiales, es importante analizar las sugerencias que nos arroja GPSI y ver cuáles de ellas podemos arreglar, cuáles no, qué consecuencias pueden causar y sobre todo, cuáles van a impactar en mayor medida a la mejora del desempeño (y de las métricas).

Considero que analizar esta información es importante porque nos ayuda a establecer mejor nuestras prioridades de acuerdo a nuestros objetivos. Además, no todos los sitios están hechos de la misma manera, y seguir una sugerencia sin haberla evaluado antes puede resultar contraproducente.

Por ejemplo, no hace mucho tiempo, GPSI sugería de manera prioritaria (o sea que la marcaba en rojo), que el CSS debía estar de manera inline. Nunca me quedó claro por qué durante ese tiempo estuvo respaldando tanto tal petición, pues los milisegundos de descarga que se pudieran ahorrar al insertar el CSS en el DOM, iba en contra de una de las buenas prácticas que habíamos establecido: La de mantener nuestros archivos de HTML, CSS y JS en carpetas separadas para lograr así una mejor administración y mantenimiento del sitio. Por otro lado, hay sitios que son tan grandes y tienen tanto CSS, que si lo insertáramos todo de manera inline, podría causar más retraso a que si se manejara como un archivo por separado.

Afortunadamente ya no lo pide, pero lo importante es tener en cuenta que las sugerencias que arroja, nunca dejan de ser sugerencias. Por muy útil que sea la herramienta, nunca debemos olvidar que somos nosotros los que tenemos la última palabra y no tomar la opinión de GPSI ni la de ninguna otra herramienta como ”la palabra final” de las cosas que hacemos.

Por el momento le voy a dejar ahí y en los siguientes días voy a estar compartiendo cómo fue mi experiencia analizando y arreglando cada una de las sugerencias que me arrojó Google Page Speed Insights, ¡no duden en seguirse dando la vuelta!