Milton Glaser habla acerca del miedo al fracaso

Traducción al español

En el 2011 Berghs School of Communication realizó una exhibición con el tema Miedo al Fracaso. Pidió a varias figuras relevantes crear grabaciones exponiendo sus puntos de vista, ideas y experiencias acerca del miedo al fracaso y la incertidumbre de empezar algo por tu cuenta.

Una de esas figuras fue el legendario Milton Glaser y a 3 años de la exhibición, su video sigue impresionando a todo aquél que lo ve por su gran elocuencia. El video es una profunda reflexión de 7 minutos y medio repleta de brillantez y sabiduría acerca de la naturaleza del miedo, del fracaso y de cómo el éxito profesional daña tu desarrollo personal.

El video está en inglés, pero agregué la traducción al español (en gris más claro) después de la transcripción, pueden encontrar el resto de los vídeos de esa exhibición en vimeo.

Si saben inglés recomiendo mucho que vean el video tal cual, mi traducción tiene unas adaptaciones y definitivamente, escuchar directamente los consejos de Milton Glaser no tiene comparación.


Traducción al español

Fear of Failure it’s a phrase that requires a little thought. I also have a sense that unless you analyse both the nature of fear and the nature of failure you won’t come to any agreement about the consequences of fear.

When I talk to students about the distinction between professionalism and personal development, I very often put it this way: In professional life you must discover a kind of identity for yourself that becomes a sort of trademark, a way of working that is distinctive, that people could recognise.

The reason for this is that the path to financial success and notoriety is by having something that no one else has. You know, it’s kind of like a brand, one of my despised words.

So what you do in life in order to be professional is to develop your brand, your way of working, your attitude that is understandable to others.

In most cases, it turns out to be something very narrow like: “This person really knows how to draw cocker spaniels” or “This person is very good with typography and directed in more feminine way” or whatever particular attribute is.

And then you discover you have something to offer that is better than other people have or is more distinctive. And what you do with that is you become a specialist and people call you to get more of what you’ve come adept doing. So if you do anything and become celebrated for, people will send you more of that.

And for the rest of your life quite possibly, you will have that characteristic, people will continue to ask you for what you have already done and succeeded at.

This is the way to professional accomplishment: You have to demonstrate that you know something unique that you’re going to repeat over and over and over, until ultimately you loose interest in it.

The consequence of specialisation and success is that… it hurts you.

It hurts you because it basically does’t aid in your development.

The truth that matters is that understanding development comes from failure. People begin to get better when they fail. They move towards failure, they discover something as a result of failing. They fail again, they discover something else, they fail again, they discover something else.

So the model for personal development is antithetical to the model for professional success. As a result of that I believe that Picasso is the model… is the most useful model you can have in terms of your artistic influence, because whenever Picasso learnt how to do something he abandoned it.

As a result of that in terms of his development as an artist, the results were extraordinary.

It is the opposite of what happens in the typecasting for professional accomplishment.

But moving on from that particular idea to the idea of fear of failure which is an inhibiting characteristic, one question is: What are you afraid of? Is it the condemnation of others if you do something and it isn’t adequate? Is the criticism of critics and other experts, and even your friends and relatives that embarrases you? That makes you un-willing to go forward?

Of course it’s also in professional life. The fear is that you won’t get any more work because visible failure is a detriment. People think and perhaps correctly that you don’t know what you’ve been doing.

So there is that inhibiting factor.

Another one that is maybe more profound and more interesting is around self-criticism.

A characteristic of artistic education is for people to tell you that you’re a genius. And so, everybody gets this idea of if they go to an art school, that they’re really are genius.

Sadly, It isn’t true. Genius occur very rarely.

So, the real embarrassing is you about failure is your own acknowledgement that you’re not a genius, that you’re not as good as you thought you were.

And doing your project that is truly complex and difficult tests your reliability. And since we all have a sensitive ego unless we’ve been under our confined facade, the thing we most fear about failure is our own self acknowledgment that we really don’t exactly know what we’ve been doing.

There is only one solution and it relates to what I was saying earlier.

You must embrace failure. You must admit what it is. You must find out what you’re capable of doing and what you’re not capable of doing.

That is the only way to deal with the issue of success and failure, because otherwise you simply would never subject yourself to the possibility that you’re not as good as you want to be, hope to be or as others think you are.

But that is of course, delusional.

So, my advice finally about fear of failure which is a kind of romantic idea. There is only one way out: Embrace Failure

Traducción

Miedo al Fracaso es una frase que requiere algo de reflexión. También me da la sensación de que no llegarás a ningún concenso acerca de las consecuencias del miedo a menos que analices la naturaleza del miedo y del fracaso.

Cuando hablo con estudiantes sobre la diferencia entre profesionalismo y crecimiento personal, casi siempre se los pongo de esta manera: En la vida profesional debes descubrir una forma de identidad propia que se vuelva como una especie de marca, una manera de trabajar que sea distintiva, que la gente pueda reconocer.

La razón de esto, es porque el camino al éxito financiero y al reconocimiento es tener algo que nadie más tiene. Ya saben, es como tener una especie de marca propia una de las palabras que más desprecio.

Así que, lo que haces en la vida para poder ser profesional es desarrollar tu marca, tu manera de trabajar, una actitud que sea comprendida por otros.

En la mayoría de los casos esto resulta ser algo muy estrecho como: “Esta persona realmente sabe cómo dibujar cocker spaniels” o “Esta persona es muy buena con la tipografía”, “la dirige de una manera muy femenina” o cualquier particular atributo que éste sea.

Y luego descubres que tienes algo qué ofrecer que es mejor que lo que la otra gente tiene o que es más distintivo. Y lo que haces con ello es que te vuelves un especialista y la gente te busca para obtener más de aquello de lo que te volviste apto para hacer. Así que, si haces algo por lo que eres famoso, la gente te pedirá más de eso.

Y por el resto de tu vida, muy probablemente, tendrás esa característica por la cual la gente continuará pidiéndote de aquello que ya has hecho y por lo que has destacado.

Este es el camino al éxito profesional: Tienes que demostrar que sabes algo único que vas a repetir una y otra y otra vez hasta que por última instancia pierdes el interés en ello.

La consecuencia de la especialización y el éxito… es que te dañan.

Te dañan porque simplemente no ayudan a tu desarrollo.

La verdad que importa es que entender el desarrollo proviene del fracaso. La gente comienza a mejorar cuando fracasa. Se enfrenta al fracaso y descubre algo como resultado de estar fallando, fracasan otra vez y descubren otra cosa, vuelven a fallar y vuelven a descubrir algo.

Así que el modelo para el desarrollo profesional es antitético al modelo del éxito profesional. Como resultado de eso, creo que Picasso es el modelo… el modelo más útil que puedes tener en términos de influencia artística, porque cada vez que Picasso aprendía a hacer algo, lo abandonaba.

Como resultado de eso, hablando de su desarrollo como artista, los resultados fueron extraordinarios.

Es lo opuesto de lo que ocurre en el encasillamiento del logro profesional.

Pero progresando de esa idea a la particular idea del miedo al fracaso, que es una característica inhibidora, la pregunta es: ¿A qué le temes? ¿Temes a la condena por parte de los demás por hacer algo que no sea adecuado? ¿Es acaso a la crítica de los críticos y otros expertos, incluso la de tus amigos y familiares lo que te avergüenza, lo que te hace reacio a seguir adelante?

Claro que en el ámbito profesional el miedo al fracaso proviene del hecho de no poder obtener trabajo, porque el fracaso visible es un detrimento que hace pensar a la gente, tal vez de manera correcta, de que no sabes qué es lo que estás haciendo.

Así qué, he ahí un factor inhibidor.

Hay otro factor inhibidor que tal vez sea todavía más profundo e interesante, que se encuentra alrededor de la auto-crítica.

Una característica de la educación artística es que la gente te diga que eres un genio. Que eres un genio artista o un genio creativo. Entonces todo mundo se hace a la idea de que si va a la escuela de arte es porque realmente son genios.

Tristemente, eso no es verdad. Los genios ocurren muy escasamente.

Así que, la verdadera vergüenza que te causa el fracaso es darte cuenta de que no eres un genio, de que no eras tan bueno como lo creías.

Y realizar un proyecto propio que sea realmente difícil y complejo pone a prueba tu confiabilidad. Y ya que todos tenemos un ego muy sensible, a menos que traigas puesta tu careta de confianza, la cosa que más nos aterra del fracaso es nuestro propio conocimiento de que realmente no sabemos hacer lo que hemos estado haciendo.

Sólo hay una solución y se relaciona con lo que estaba diciendo antes.

Tienes que acoger al fracaso, tienes que admitir qué es. Tienes que darte cuenta de lo que eres capaz de hacer y de lo que no eres capaz de hacer.

Esa es la única forma de poder lidiar con el problema éxito-fracaso; de lo contrario no podrás exponerte a la posibilidad de no ser tan bueno como quiere ser, como esperas ser o como otros creen que eres.

Pero eso es, por supuesto, un delirio.

Así qué, mi consejo final sobre el miedo al fracaso, que es una especie de idea romántica, es que sólo hay una salida: Acoge al Fracaso.

Video y Transcripción