Pebble: La Pequeña Compañía que Pudo

Pebbles de 1a Generación
Nuestros Pebbles Primera Generación. Edición de Kickstarter.

Todavía recuerdo cuando Pebble inició su primer campaña en Kickstarter. Pidieron 100 mil humildes dólares y terminaron obteniendo 10 millones; se convirtieron en el proyecto más financiado de Kickstarter hasta ese momento y en líderes de los relojes inteligentes.

Antes de Kickstarter, el equipo Pebble había intentado conseguir fondos por otros medios; pero los inversionistas estaban más interesados en compañías de software y no quisieron arriesgarse en un start-up como Pebble que era de hardware. A pesar de ello, los creadores de Pebble no se desanimaron y encontraron en el crowdfunding no sólo el apoyo financiero que necesitaban, sino también una conexión con la gente que les permitió desarrollar mejor su producto.

Fue así como Pebble logró crear el primer reloj inteligente de verdad. Este reloj era algo nuevo que te permitía llevar más allá la interacción con tu computadora personal (smartphone). No se trataba de sólo un accesorio que te mostraba la hora y si tenías un mensaje o no (como los demás smartwatches antes de Pebble).

Durante un tiempo Pebble no tuvo competencia, pero cuando Google y Apple decidieron entrar al juego, muchos pensaron que tal vez la pequeña compañía podría estar en problemas. Lejos de intimidarse, Eric Migicovsky y su equipo se reunieron para idear una nueva versión de Pebble que pudiera competir con los gigantes.

El pasado martes anunciaron su nuevo reloj, el Pebble Time y volvieron a lanzar su campaña por Kickstarter. En menos de una hora lograron recaudar su meta y lograron posicionarse como el proyecto más rápidamente financiado. Migicovsky menciona que esta campaña es para estar nuevamente cerca de la gente y escuchar sus sugerencias, mientras que otros lo ven como una astuta estrategia de publicidad.

El nuevo Pebble ha superado expectativas y muchas personas están emocionadas por esta nueva generación de relojes; entre ellas, mi novio que ya prometió comprarse el nuevo y heredarme el que actualmente usa. (Ventajas de tener un novio tecnófilo)

El nuevo diseño se nota más refinado pero lo que más llama la atención, es la promesa de poder organizar mejor tus tareas a través de la interfaz. Según Migicovsky, el enfoque de Pebble es la de simplificar tu vida, no la de actuar como reemplazo de tu smartphone o que te distraiga de lo que estás haciendo.

Sabemos que estamos eligiendo un camino diferente al de Apple y al de Google.
Apple es una hermosa y cara pieza de joyería a la que ni siquiera puede llamarse reloj inteligente. Google está haciendo un reloj que sólo te muestra lo que Google quiere que veas. Nosotros estamos construyendo algo para la gente con vidas ocupadas, que tienen un horario que cumplir y necesitan comunicarse regularmente. No estamos construyendo un reloj para alguien que tiene un Rolex. Tampoco estamos construyendo un reloj para un buzo. Estamos construyendo algo para la gente que quiere que sus cosas se hagan” (3) – Eric Migicovsky

Definitivamente Pebble tiene mucho que ofrecer a su mercado y dudo que se vayan a ver amenazados por las grandes compañías siempre y cuando no pierdan su enfoque. Pebble es la pequeña compañía que pudo y hacía tiempo que no habíamos visto algo así. Lo que más me gusta de ellos, es el toque humano de la compañía y su cercanía con la gente, que es en parte a lo que deben su éxito. La gente está con Pebble porque Pebble está con la gente.

Fuentes

  1. Primer Campaña de Pebble en Kickstarter
  2. Primer Campaña de Pebble en Kickstarter
  3. A Pebble in Apple’s Shoe